RESERVA TU CITA ON-LINE O POR TELÉFONO 943 272 146

Lunes a Viernes: 9:30-13:30 15:30-19:30 Sábados: 10:00-13:00 /

Nuestra Tienda

Menu
Pide
Cita

EJERCICIO FÍSICO Y CESAREA: CUÁNDO Y CÓMO COMENZAR

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

 

Los especialistas médicos coinciden en que lo más recomendable tras una cesárea es esperar unos dos meses para comenzar a hacer ejercicio.

 

Un parto mediante cesárea supone una incisión en la pared abdominal y en el útero; es decir, es una intervención quirúrgica de la que el cuerpo de la mujer se tendrá que ir recuperando poco a poco. De hecho, acciones tan básicas como levantarse de la cama, o cualquier movimiento que suponga un esfuerzo abdominal, le costarán trabajo.

 

Por tanto, hasta pasado un mes y medio aproximadamente no es conveniente retomar las actividades habituales y, si nos queremos poner en forma, tendrá que ser paulatinamente y adoptando ciertas precauciones.
El ginecólogo valorará el estado de la zona afectada e indicará cuándo estamos preparadas para poder hacer ejercicio; en un primer momento moderado. Los especialistas médicos coinciden en que lo más recomendable es esperar unos dos meses.

 

Es fundamental obtener esa autorización profesional para evitar riesgos. De lo contrario, podríamos encontrarnos con complicaciones, sobre todo en la cuarentena. Después, pueden surgir problemas menos visibles, como un prolapso de alguna víscera, hernias, diástasis de rectos, incontinencia…”.

 

CONSEJOS GENERALES:

 

Pasar por una cesárea es sufrir una cirugía mayor que requiere de unos cuidados más delicados por tu parte, y hacer ejercicio es fundamental.

 

En una intervención de este tipo se rompen los abdominales en la zona en la que se unen con la pelvis y el músculo queda muy dañado. Si no los recuperamos, pueden aparecer problemas ginecológicos (descenso de los órganos); urinarios (incontinencia, infecciones, molestias en las relaciones sexuales…); de espalda (dolor, lumbalgias…); estéticos (tripa que no desaparece, flacidez, cicatrices dolorosas…); hernias abdominales…
Para la recuperación algunos ginecólogos también recomiendan usar prendas de compresión (medias, fajas, shorts…), que te pueden aportar más seguridad a la hora de realizar ejercicio físico. Consulta con tu profesional médico para que te indique su conveniencia, qué tipos debes adquirir, o durante cuánto tiempo es aconsejable su uso.
En el proceso encontrarás barreras físicas (fatigarte con facilidad) o con ciertos problemas emocionales que te hagan sentir más sensible o desmotivada. Además, te puede costar encontrar el tiempo para hacer ejercicio. ¡Sé fuerte y no te desanimes!

 

Y no te impacientes si tardas en ver los resultados en tu figura; dependerá mucho de tu propio cuerpo, y de si ya estabas más o menos en forma antes del embarazo. Por último, no te olvides de que debes acompañar la actividad física con una buena alimentación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Como configurar

ACEPTAR