RESERVA TU CITA ON-LINE O POR TELÉFONO 943 272 146

Lunes a Viernes: 9:30-13:30 15:30-19:30 Sábados: 10:00-13:00 /

Nuestra Tienda

Menu
Pide
Cita

DEPORTE Y ALTAS TEMPERATURAS

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

 

¿Es peligroso practicar deporte en verano? En general, los expertos suelen recomendarnos no hacer ejercicio al aire libre durante las horas puntas de sol. Pero aún así, es más que habitual ver a gente corriendo, en bicicleta, patinando…con mucho calor.

 

Veamos entonces qué debemos hacer para no correr riesgos innecesarios y exponernos a problemas de salud:
Podemos practicar deporte a altas temperaturas pero debemos ser muy cuidadosos y elegir bien la disciplina deportiva más adecuada según nuestra edad, características físicas y estado de forma.

 

Tendremos que modificar la intensidad y el volumen en la práctica deportiva para adaptarla al verano y sus temperaturas. Y ser mucho más prudentes a la hora de exigirnos un esfuerzo en esa práctica deportiva. Os recordamos los golpes de calor y su peligrosidad. Debemos tener un cuidado extremo y evitarlos.

 

Con los deportes más exigentes, en verano, hay que tener más precaución a la hora de su práctica, como son el ciclismo, running, triatlón, deportes de pista al aire libre, senderismo, etc.

 

Una buena opción serían los deportes acuáticos y de ellos, los más recomendables y completos para todas la edades serían la natación y la gimnasia en el agua. Aunque hay infinidad de ellos: desde el clásico Windsurf, pasando por las variadas disciplinas de vela, hasta el Paddle Surf que ha estado tan de moda en los últimos veranos.

 

Los consejos generales (que todos conocemos, pero que nunca está de más recordar) que debemos seguir, son los siguientes:

 

-PRACTICAR DEPORTE EN LAS HORAS MENOS CALUROSAS:

Elegir las primeras horas de la mañana o las últimas de la tarde; incluso horas nocturnas, sobre todo si es al aire libre. Si se trata de recintos o pabellones cerrados, hay que intentar que tengan una buena climatización o al menos ventilación adecuada.

 

-HIDRATACIÓN:

Especial vigilancia a la hidratación antes, durante y después de la actividad física. Con altas temperaturas, eliminamos mucho más líquido que en otras épocas del año, por lo que es de vital importancia hidratarse bien durante todo el día. Además, cuando sudamos, no solo eliminamos agua sin que también perdemos electrolitos con lo que sería conveniente reponerlos con ayuda de bebidas isotónicas y azucaradas.

 

-SEGUIR UNA DIETA RICA EN FRUTAS Y VERDURAS FRESCAS:

La alimentación tiene que ser más rica en frutas y verduras frescas por su mayor contenido en azúcares y líquidos, que también ayudan a nuestra hidratación. No es recomendable hacer comidas muy copiosas y sí optar por las ensaladas, sopas frías, zumos naturales, etc. ¡Aprovechemos la gran variedad de productos que tenemos en nuestra tierra en estas fechas estivales!

 

-RECONOCIMIENTOS MÉDICOS:

Si durante cualquier época del año es fundamental realizar un reconocimiento médico previo a la práctica deportiva, es más importante aún en esta época, ya que nuestro organismo va a empezar una actividad a la que no está acostumbrado; y a esto le sumamos las temperaturas extremas que tenemos en nuestra tierra.

Por eso, suele aumentar la incidencia de deshidrataciones y síncopes durante el verano, ya que la mayoría de deportistas “amateurs” no reflexionan sobre este aspecto y empiezan a hacer deporte en verano, quizás por tener más tiempo libre. Pero no tienen en cuenta lo anteriormente explicado.

Si a esto le añadimos la inactividad física de gran parte del año, realmente podemos tener desagradables sorpresas que se puede evitar tras un buen reconocimiento previo, siempre orientado a las características personales del deportista y la disciplina deportiva, así como al nivel que va a practicar durante los meses de verano.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Como configurar

ACEPTAR