ERRESERBATU ZURE ZITA ONLINE EDO TELEFONOZ 943 272 146

Astelehenetik Ostiralera: 9:30-13:30 15:30-19:30 Larunbatetan: 10-13 /

Gure Denda

Menu
Erreserba
Ezazu

Afrontamiento Psicológico del Coronavirus. Cuídate, Protégete y todo saldrá bien.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Nos encontramos en una situación inesperada que nos genera miedo e incertidumbre y más aún cuando el bienestar, nuestra salud y la de los nuestros corre peligro.

¿Cuándo terminará el confinamiento? ¿Cómo serán entonces las cosas? ¿Volveremos a la normalidad?

En realidad, somos más fuertes de lo que creemos y hemos superado muchas otras dificultades, por tanto, también superaremos esta. Lo importante es tomar conciencia y poner de nuestra parte en positivo, con una respuesta más activa y adaptativa.

Sabemos que hay personas que tienen una mayor vulnerabilidad emocional y a las que esta situación les afecta de una manera más intensa, por tanto, y sobre todo en estos casos, no está de más seguir los consejos profesionales para que nuestras emociones no nos superen y podamos vencer el confinamiento con una Salud Mental/Emocional equilibrada.

Hay personas que llevan ya años intentando lidiar con problemas de estrés, obsesiones, ansiedad, hipocondría o trastornos obsesivos-compulsivos y con sintomatología depresiva. Es muy probable que las medidas de “Emergencia” pueden reactivar esta sintomatología.

Es normal que esta novedosa situación nos genere una “montaña rusa emocional”, pero tenemos que ser capaces de sobrellevarlo porque tenemos las herramientas para ello.

Por otro ello, es momento de parar y pensar, pensar para resolver y no para “rumiar” o para “no parar de agobiarnos con la situación”, pensar qué sentimos, porqué lo sentimos, como nos afecta y ponerle solución sin dejar que la situación se complique.

Los Psicólogos Sanitarios, al igual que todos los Sanitarios que trabajan para asistir a la población en estos duros momentos, estamos implicados en la salud de física, mental y emocional de las personas y trabajamos para evitar que estas se desborden emocionalmente y su salud se resienta.

Seguir las pautas de tu psicólog@, puede hacer que abordes eficazmente esta situación, identificando y autoregulandote emocionalmente así como superándote a ti mismo ante la adversidad.

En esta etapa de confinamiento, es muy importante estar bien física y mentalmente.

Mantener el equilibrio emocional va de la mano de conocer la finalidad de nuestras emociones y saber gestionarlas correctamente. Sentir una emoción es escuchar una alarma que me lleva a movilizarme, buscar soluciones y adaptarme a la situación.

En tiempos de crisis del Covid-19 será natural sentir tristeza, miedo, enfado etc. Son emociones “protectoras de la vida” sin ellas no estaríamos aquí y dirigen y movilizan a defendernos de la amenaza (Covid-19).

• Incertidumbre: Nos indica que tenemos que recuperar el control evaluando nuestros recursos.
• Miedo: Nos centra en la fuente que nos podría hacer daño para poder evitarla.
• Ansiedad: Nos indica las diferentes posibilidades en la que la amenaza puede aparecer.
• Preocupación: Tiene una función adaptativa y provoca que anticipemos posibles escenarios negativos para que nos preparemos para hacerles frente.
• Tristeza: Aparece ante la pérdida y tiene la función de asumir la situación.
• Culpa: Nos ayuda a tomar conciencia y responsabilizarnos de nuestros errores.
• El enfado: Tiene la función de defendernos de amenazas de daño o ante derechos propios.

Todas estas emociones cumplen su función adaptativa, sin embargo, cuando la emoción se alarga e intensifica demasiado es cuando no responde a la realidad y la sobredimensiona, por tanto, lejos de ayudarnos puede contribuir a debilitarnos, bloquearnos y sufrir en exceso.

También en las mismas circunstancias, pueden activarse otras emociones más positivas como la empatía, la esperanza, la solidaridad y el apoyo mutuo que sin duda nos traerán beneficios para sobrellevar la situación de una manera más saludable.

Saber gestionarnos emocionalmente es fundamental para afrontar la vida en general y mucho más importante en situaciones críticas como la que estamos viviendo.

¿Cómo gestionar correctamente nuestra actitud?

Para autoregularnos correctamente, es importante poner voluntariamente nuestro proceder en las siguientes direcciones:

A) Como ya hemos dicho, es normal sentir preocupación, miedo, enfado e incertidumbre, pero ¿Cómo se gestiona una emoción? Las emociones hay que vivirlas puntual e intensamente (nunca alargarlas ni cronificarlas volviendo una y otra vez a lo mismo) Por ejemplo: ¿Qué siento? Culpa ¿Por qué siento culpa? Porque no he sido responsable ¿Para qué siento la culpa? Para definir que no volveré a caer en esta irresponsabilidad.
Una vez superada la fase de gestión emocional de cualquier problema que se plantee daremos los siguientes pasos:

1.-Sopesaremos todos nuestros recursos de modo realista.
2.-Valoraremos las diferentes opciones a nuestro alcance y pondremos en marcha la solución más adecuada.
3.-Nos centraremos en lo que SI podemos hacer y dejaremos aparcado mentalmente lo que NO podemos hacer por el momento, sin duda, vendrán tiempos mejores.
3.-Ajustaremos nuestras expectativas a la realidad de manera objetiva (con confianza y evitando caer en la exageración y el dramatismo que son fuentes de pérdida de energía).
4.-Si es posible, buscaremos apoyo y colaboración sobre todo si sentimos que no conseguimos avanzar por nosotros mismos. Igual que consultamos con un Médico ante cualquier dolor, buscaremos un Psicólogo para impulsar correctamente la situación.
5.-Pondremos el pensamiento a nuestro favor y nos hablaremos de manera adecuada (automotivación).
6.-Nos felicitarnos por los avances.
Lo que NO haremos será:
1.-Anticiparnos a los hechos haciendo predicciones catastrofistas.
2.-Exagerar la situación.
3.-Hablarnos mal, minimizar nuestros recursos, victimizarnos y, una vez más, perder energía.

B) Por otro lado, potenciaremos la generación situaciones agradables que faciliten emociones placenteras.
La búsqueda de bienestar es clave para favorecer actitudes positivas que nos ayuden gestionar de una manera más serena la frustración propia de la situación o las diferencias que puedan surgir con nuestros familiares en estos momentos.

1.-Potenciar actividades que nos hagan sentir mejor.
2.-Aprovecharemos para hacer las cosas que nos gustan y que habitualmente no tenemos tiempo de realizar.
3.-Propiciaremos el buen humor (pon tu atención en ello).
4.-Nos organízaremos haciendo un planning del día y buscaremos estar productiv@s, sin duda te sentirás más satisfech@.
5.-Manten el contacto social con tu familia y amig@s, aprovecha para llamar, conectar y fomentar el acercamiento con los tuyos.
6.-Dedica el tiempo justo a informarte sobre el Covid-19 y hazlo en fuentes oficiales y fiables, evita estar sobreexpuesto a la información.
7.-Alimenta la mente (Lee, escucha música, haz cursos y aumente tu creatividad)
8.-No olvides mantener la actividad física.
9.-Cocina, come rico y saludable.
10.-Descansa las horas suficientes y procura acostarte y levantarte todos los días a la misma hora.

No olvides poner en marcha nuestros consejos.

Por último, es importante que el confinamiento y la distancia social no se transforme en aislamiento social o en sentimientos de abandono o soledad no deseada. Ahora más que nunca, la tecnología se pone a nuestro favor para aprovecharla y fomentar las relaciones. Conéctate y comparte.

Lo más importante no es estar juntos sino estar unidos. Es tiempo de hermanarse y de hacer de los pequeños instantes grandes momentos.

Kukien erabilera

Gure zerbitzuak hobetzeko asmoz, webgune honek bere kukiak erabiltzen ditu informazioa biltzeko. Nabigatzen jarraituz gero, horiek instalatzea onartzen duzula adierazten duzu. Erabiltzaileak aukera du bere nabigatzailea konfiguratzeko eta, nahi izanez gero, disko gogorrean instalatzea eragozteko; baina kontuan izan beharko du hori egiteak zailtasunak ekar ditzakeela web orrian nabigatzerakoan. Nola konfiguratu

ONARTU