Psicotecnico Donostia
Lunes a Viernes: 9:30-13:30 15:30-19:30 Sábados: 10:00-13:00

/
Menu
2014

Si tu día comienza gris…¡coloréalo!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

A todos nos ha pasado alguna vez, te levantas y te sientes cansada. Se te cae la tostada, te manchas de café… y piensas que te espera un día largo.

Hay veces en las que parece que la suerte no nos acompaña y que nos juega malas pasadas. ¿Será así o  es la interpretación que hacemos de una realidad, lo que sentimos hacia esa realidad en determinados momentos de nuestra vida?

¿Tienes un día torcido? ¡Dale la vuelta!

Seguro que alguna vez has pensado por qué hay gente que teniendo una vida difícil se siente feliz, siempre con una sonrisa, como si lo terrible que les pasa no fuera con ellos, avanzando sobre todos los obstáculos;  y que nosotros, sin embargo, no somos capaces de valorar  y apreciar lo que tenemos.

Entonces pensamos que hay algo que no funciona como debería.

La realidad es la misma, pero ¿por qué la vemos tan diferente? No la sentimos igual ni nos sentimos igual.

Por tanto, el hecho de que tu día hoy sea soleado o sombrío depende de la luz que tú mismo permitas que pase a través de tus lentes, de cuánto abras los ojos y en menor medida, del día que haga.

Evidentemente, hay factores que son incontrolables, circunstancias externas en las que no puedes incidir.  Se trata encajar de la mejor manera la realidad situacional, siendo flexibles y adaptándonos a los cambios.

La mayor parte de la realidad la creamos nosotros mimos a través de nuestras interpretaciones, es decir, según la manera en que vemos, sentimos y vivimos nosotros la vida.

Si deseas mejorar tu vida y disfrutar más de los momentos, te proponemos algunos consejos para darle la vuelta a un día torcido.

Si nos centramos en las cosas buenas de cada momento y situación, seremos capaces de ser más optimistas en circunstancias adversas y además disfrutaremos de verdad de los momentos dulces. Hoy te has levantado mal, de acuerdo, pero tienes todo el día por delante, y lo tienes para que sea maravilloso así que adelante, ¡tú puedes!

Cuando somos conscientes de nuestro poder de cambiar las cosas y de controlar nuestros sentimientos, dejamos de depender de lo que pasa a nuestro alrededor para que el entorno dependa de nuestra actuación. Recuerda que lo importante no es lo que pasa sino como respondemos ante el problema.

La vida es como un espejo, te sonríe si le miras sonriendo.