Psicotecnico Donostia
Lunes a Viernes: 9:30-13:30 15:30-19:30 Sábados: 10:00-13:00

Horario de Agosto - Lunes/Viernes:
9:30-14-00


/
Menu
young-happy-couple

Parejas inteligentes

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

En las relaciones de pareja siempre pueden surgir conflictos, discusiones y malentendidos, es algo lógico e inherente a las relaciones  ya que cada persona es única y en ocasiones se mantienen posturas, opiniones y necesidades diferentes. No obstante, muchas veces, no saber resolver esos conflictos de manera positiva lleva a la pareja a una dinámica negativa y a mantener continuas discusiones que pueden terminar por destruir la relación.

Una de las claves más importantes para que una relación sea sana y duradera es saber resolver las diferencias desarrollando una comunicación basada en el respeto mutuo, confianza, equidad entre ambos y desde un planteamiento constructivo.

En este sentido, es tan importante el contenido de la comunicación como la forma en que se transmite.  Cuando se discute desde determinados patrones de comunicación que crean tensión y van acompañados de palabras cargadas de negatividad y desafío es prácticamente imposible resolver un conflicto y lo más probable es que lleve al distanciamiento y a dañar la relación.

Hay ciertas formas negativas de comunicación que se deben evitar ya que si se descontrolan pueden ser destructivos para la relación:

Cuando una pareja entra en una dinámica negativa en la que predominan las discusiones y conflictos parece imposible encontrar una forma de resolver la problemática y volver a poner en marcha un sano funcionamiento en la relación. No obstante, introduciendo pequeños cambios positivos en la vida de pareja y siguiendo pautas y claves para una comunicación sana se puede conseguir que vuelvan a predominar los momentos positivos y que la relación se fortalezca.

Si bien la comunicación es la clave para resolver conflictos hay otros aspectos que son fundamentales para mantener una relación saludable.

Una de las principales bases en una relación duradera y sana es la confianza, es indispensable sentirse libres y seguros con el vínculo que se ha construido. Para ello es importante cuidar la autoestima y la autoconfianza individual y ser capaces de crecer también cada uno en su espacio. Si surge cualquier inconveniente si hay confianza se podrá hablar y dialogar abiertamente y con sinceridad sobre el problema en cuestión.

Se dice que la relación de pareja hay que cuidarla como un jardín, regándola todos los días y manteniendo esos pequeños detalles durante toda la relación. En este sentido, siempre se debe dedicar un tiempo exclusivamente a la pareja en el que expresar los sentimientos, pensamientos y necesidades y, por supuesto, es  fundamental compartir actividades de disfrute  e intereses en común.

Por otro lado, en una relación sana es necesario aceptar a la otra persona tal y como es, respetando las diferencias ya que cada persona es única y es un error intentar cambiar al otro a un “molde” deseado. De esta manera, en lugar de estar buscando continuamente los errores o aspectos negativos de la otra persona, las parejas felices siempre acentúan lo positivo. No significa que se tiene que desestimar directamente lo que nos molesta de nuestra pareja sino que es necesario preservar un equilibrio en el que la balanza se mantenga hacia lo positivo aunque haya crítica constructiva.

Además de todo lo anterior, hay otros aspectos que fortalecen y enriquecen el vínculo generando mayor gratificación. Entre ellos está mantener el hábito de transmitir los afectos al otro con besos y abrazos acompañando con otros gestos que convierten el beso en un acto de complicidad e intimidad.

Otra de las herramientas de éxito en la pareja es el humor, ayuda a relajarse y facilita la resolución de problemas.

Para finalizar, si estas decidido a continuar con tu pareja aplica interés y energía en mantener vivo el amor, sé tolerante para que la convivencia sea más agradable y cuida los pequeños detalles como acostarse juntos, caminar de la mano, besar y abrazar al reencontraros…