Psicotecnico Donostia
Lunes a Viernes: 9:30-13:30 15:30-19:30 Sábados: 10:00-13:00

Horario de Agosto - Lunes/Viernes:
9:30-14-00


/
Menu
gambling

Ludopatía ¿Enfermedad o vicio?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

En una cultura y sociedad donde lo inmediato prima, donde la satisfacción del momento sustituye a un trabajo diario enfocado sentirnos mejor con nosotros mismos, es muy común que se confunda algo habitual con algo enfermizo, o algo patológico con algo habitual. Los límites muchas veces no están claros.

También está el estigma a ser denominado “enfermo” y más “enfermo mental” sobre todo. Por ello, queremos dejar claro, que la enfermedad es una cosa y la persona otra, es decir, hablamos de enfermedades y no de enfermos. Esto no quiere quitarle la importancia que requiere que un trastorno sea tratado como tal y que nuestro trabajo esté orientado a que las personas pueden sobrellevar una enfermedad, que muchas veces se convierte en crónica.

Por eso, la ludopatía no es un vicio, es una patología y ha de ser tratada como tal. ¿Pero qué es la adicción al juego?

La Ludopatía es un trastorno reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que lo recoge en su clasificación Internacional de Enfermedades en el año 1992. De todas formas, esta perturbación aparece hace mucho tiempo atrás… Un poco de historia:

Cuenta la mitología que Mercurio estaba rodeado de un halo luminoso que lo había ganado nada menos que la Luna en una partida de tablas (ancestro del backgammon). Según la leyenda, el veloz Mercurio le apostó una séptima parte de su luz a la pobre Selene.

En 1850 A de C el imperio babilónico prohibió toda lotería ajena al templo o al palacio. Así, el código de Hammurabi convertía los sorteos en reserva fiscal, costumbre que se prolonga hasta nuestros días. Casi cuarenta siglos después, no falta lotería en prácticamente ningún país.

Se dice que Pascal inventó la ruleta. Impulsado por su genio matemático, dio origen, sin saberlo, a una de las industrias más prósperas de la actualidad. En octubre de 1658, Pascal dio a conocer el libro HISTORIA DE LA RULETA, fundamentándose en los métodos de Roberval, un sabio francés que lo había precedido en ese rumbo.

La edad moderna anota entre los ilustres jugadores de la especialidad a Madame Pompadour, en cuyo tiempo, y quizás por su influencia, se introdujo la ruleta en Francia. Según el benemérito diccionario de la lengua do la Real Academia Española, la palabra “martingala” proviene del francés martingale (y ésta del provenzal martegalo, de Martigue, ciudad de Provenza). La acepción de uso más corriente es la tercera: artimaña, artificio para ganar.

Cuando se comienza a acertar, se puede llegar a creer que todo es cuestión de doblar la apuesta hasta desbancar a la casa.

El secreto consiste en retirarse a tiempo. Y, en estos casos, uno nunca sabe cuándo es “a tiempo”.

El emperador Carlos I de España, el 24 de agosto de 1529, ordenaba desde Toledo a las Audiencias y Justicias de Indias: “Prohíban, imponiendo grandes penas, los grandes y excesivos juegos, y que ninguno juegue con dados, ni los tenga en su poder (…) y que nadie juegue a los naipes ni a otro juego más de 10 pesos en un día natural de 24 horas”.

Por ello, se dice que por la presencia de hueso astrágalo de diversos animales en las excavaciones arqueológicas más antiguas indica que los juegos de azar datan de hace más de 40.000 años.

tabas3

Pero, no fue hasta el  año 218 que  los romanos introdujeron los juegos de azar en la península ibérica y a partir de ahí siempre han estado presentes en las culturas y sociedades que han vivido en nuestra tierra han tenido contacto con este tipo de juegos. Sin embargo la aceptación general y masificación de los juegos de azar en España tardó mucho tiempo hasta que la situación llegara a ser como hoy en día en donde hay un alto número de salas de juego en varios puntos de España.

Podemos afirmar, llegado este punto, que la Ludopatía es un trastorno del comportamiento, dentro de un modelo de adicción.

Las adicciones se pueden definir de modo general, bajo esta nueva perspectiva, como conductas que producen placer o evitan la incomodidad, con un patrón de fracaso recurrente en el control de la conducta, y una continuación de la misma a pesar de sus consecuencias negativas. Esta definición encaja de forma adecuada con el concepto de ludopatía.

 CARACTERÍSTICAS DEL JUEGO ADICTIVO

A continuación os presentamos una lista de indicadores que corresponderían a la presencia de una adicción al juego, siempre y cuando las características presentadas fueran dentro de una forma desadaptativa para el día a día del sujeto. Esta lista no substituye una evaluación hecha por un profesional, sólo sirve de pista para valorar si estamos hablando de este trastorno y poder pedir ayuda si sospechara de ello.

1.- Preocupación por el Juego

2.- Tolerancia: necesidad de jugar, con incremento de tener dinero llevándolo a la excitación. No hay una satisfacción que perdure.

3.- Presencia de abstinencia: inquietud o irritabilidad cuando se deja de jugar. Frustración.

4.- Como escape: El juego es el camino para escapar de los problemas o para aliviar el humor disfórico (ansiedad, depresión, culpa, etc.)

5.- Las pérdidas: Después de perder dinero vuelven al día siguiente con la fantasía de recuperar lo perdido.

6.-  La mentira: Mienten al terapeuta, a la familia, amistades, pareja, etc.

7.- Pérdida de control y desfase de límites cuando se vuelve a jugar.

8.- Ilegalidades: se cometen actos ilegales para conseguir el dinero para seguir jugando.

9.- Relaciones con alto riesgo: Arriesgan o pierden relaciones significativas como el trabajo, el estudio, la propia salud, el cuidado de los demás.

10.- Dependencia: Depende de los demás para que le den dinero o por su desesperación financiera. Dificultad para cocrear relaciones equitativas con los demás.

Se contenga mejor o peor, la persona con ludopatía, fácilmente tendrá problemas con las apuestas, porque los aspectos motivacionales activarán memoria, vivencias, esquemas de acción y una estructura adictiva, aspectos que ya había desarrollado con el trastorno y que no puede borrar fácilmente.

Será más fácil que el jugador se descubra por insolvencia, acumulación de deudas, desesperación o a veces por casualidad.

¿QUÉ HACER SI SOSPECHO QUE PUEDA TENER ESTA ADICCIÓN?

He aquí unas pequeñas pautas para que pueda generar un movimiento de cambio y de aceptación, siempre que sean posibles. No obstante, se recomienda la visita a un profesional de la psicología para que juntos puedan valorar y personalizar el tratamiento.

1-      Sincérese con su familia y reclame un poco de control para ayudarle a gestionarse mejor.

2-      Pídale a una persona de su familia que le ayude a gestionar el aspecto económico y que le entregue una cantidad de dinero diaria suficiente para los gastos más necesarios.

3-      Entregue sus tarjetas de crédito y viaje con fotocopia de DNI para evitar crear más deudas.

4-      Retire el ordenador de su casa y no acuda a otros lugares con opción de internet, o pida que le acompañen.

5-      Nada de boletos, quinielas, máquinas tragaperras, etc. bares, centros de juego (bingo o salas) Y nada de apuestas con amigos. Sincérese con sus amistades y comuníqueles cómo se siente, en la medida de lo posible. Para que le puedan comprender y le ayuden.

6-      Comience a realizar otras actividades alternativas de ocio para adquirir hábitos de ocio saludable al tiempo que evita el hábito del juego

7-      Realice mas actividades familiares (paseos, bicicleta…)

8-      Evite la ingesta de alcohol y otras sustancias psicotrópicas.

9-      Busque un centro de tratamiento donde le orienten y acompañen en la deshabituación.

Y una recomendación final. Tenga paciencia con su propio proceso, ya que puede ser largo hasta que consiga sobrellevar la adicción. Habrá recaídas y mejoras. Confíe.

Si lo desea, en Centro Psicológico San Martín podemos asesorarle sobre nuestra metodología de trabajo para dar soporte y tratar esta adicción, pudiendo acompañarle para que recupere su satisfacción por la vida.