Psicotecnico Donostia
Lunes a Viernes: 9:30-13:30 15:30-19:30 Sábados: 10:00-13:00

/
MEDICAL ASSISTANCE FOR TOURIST
Menu
Imagen-Runners-Felices

HACER EJERCICIO FÍSICO AYUDA COMO ‘TRATAMIENTO DE PRIMERA LÍNEA’ EN LA DEPRESIÓN

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Un nuevo estudio reafirma que la práctica de ejercicio físico es una forma muy efectiva, no farmacológica, para mejorar el estado de ánimo y aliviar los síntomas de problemas de salud como la depresión.

En el informe, publicado en la revista ‘Medicine & Science in Sports & Exercise’, los investigadores evaluaron a 32 hombres adultos con depresión. Se evaluó su motivación y su estado de ánimo antes y después de hacer 20 minutos de bicicleta estacionaria a ritmo moderado.

Los investigadores pensaron que tal ejercicio se comportaría de manera similar en el cerebro como los medicamentos estimulantes con frecuencia ingeridos por las personas con TDAH.

El ejercicio, según los autores del estudio, hizo aumentar la motivación y los niveles generales de energía. Se reportaron menos sentimientos de fatiga, depresión y confusión.

«Los efectos agudos del ejercicio moderado pueden no duran tanto como los efectos de los medicamentos estimulantes basados ​​en los hallazgos de este estudio, pero los efectos podrían actuar de forma más inmediata, es decir, las personas que hacen ejercicio podrían beneficiarse antes que los que optaron por utilizar un medicamento estimulante.», describieron los autores. También dijeron que si la medicación de una persona no está disponible inmediatamente, es posible que quieran considerar el ejercicio como «un complemento útil para el manejo inmediato de sus síntomas.»

El número de personas en este estudio fue muy pequeño, pero en otro, mucho más grande, publicado en 2014 en ‘Archives of General Psychiatry’ siguió a 11.000 personas durante 50 años. Encontraron que las personas que están activas durante la edad adulta tenían menos síntomas de depresión que las personas que no ejercitan tan a menudo.

La evidencia ha sugerido que el ejercicio puede estimular la liberación de hormonas y sustancias químicas como las endorfinas que pueden mejorar el estado de ánimo de una persona, y un estudio de 2015 sugirió que el ejercicio también puede ser capaz de prevenir la aparición de los síntomas de depresión por primera vez en la vida.

El estudio evaluó a 10 años de datos de casi 3.000 mujeres adultas y encontró que aquellos que estaban recibiendo en 150 minutos de ejercicio de intensidad moderada cada semana tuvieron menos síntomas de depresión. Cuanto más ejercicio hicieron las mujeres, menos probable es que tuvieran sensación de depresión.

Dado el elevado número de personas en los Estados Unidos (donde se han hecho todos los estudios de los que he hablado hoy) que no hacen ejercicio y el elevado número de personas que toman medicamentos para la depresión, los expertos recomiendan que el ejercicio pueda considerarse como un tratamiento de primera línea.

¿Qué esperas? ¡Está en tus manos -y en tus pies- hacer ejercicio!