Psicotecnico Donostia
Lunes a Viernes: 9:30-13:30 15:30-19:30 Sábados: 10:00-13:00

Horario de Agosto - Lunes/Viernes:
9:30-14-00


/
Menu
excelente

¿ERES UNA PERSONA EXCELENTE?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

La excelencia no tiene límites y para eso se requiere libertad, decisión, voluntad e inteligencia .Un ser humano excelente es aquel que influye en los demás y que busca siempre el bien para él y para los que le rodean.

A tod@s nos gustaría saber que se nos tacha de excelentes pero ¿qué es la Excelencia?

La Excelencia es un proceso continuo y armónico de mejoramiento de todas las facetas y dimensiones del ser humano (corporal, espiritual, mental y socio-afectiva).

Es algo que no acaba nunca, siempre se puede mejorar, crecer, ya que el ser humano es perfectible.

La Excelencia Personal trae consigo hacer las cosas lo mejor que se pueda, dedicar todo el esfuerzo y energía a cada tarea y a cada relación, según las posibilidades y aptitudes que cada persona posea.

No se trata de ser mejor que los demás, sino tratar de dar lo mejor de sí; es el esfuerzo guiado por un propósito noble, SER NOBLE es intentar DAR LO MEJOR DE SÍ MISMO EN CADA MOMENTO.

Se trata de algo diferente del éxito o del triunfo, pues se mueve en el ámbito del ser. La acción es un medio para perfeccionar el ser construyendo hábitos, objetivos y valores personales.

Hacer las cosas a medias, desfallecer ante el primer obstáculo, llevar una vida poco estimulante y fructífera, actuar como si nada ni nadie importara; son comportamientos ajenos, opuestos a quien busca la excelencia personal. El fin de una persona excelente es darse y dar lo mejor de él/ella misma y buscar el bien para tod@s, una actitud que, sin duda, deja un poso de satisfacción y felicidad.

¿Cómo se alcanza Excelencia Personal?

A continuación te mostramos el “decálogo de la excelencia personal” una buena herramienta que te ayudará en la búsqueda de la mejor versión de ti mism@.

El Decálogo de la ExcelenciaPersonal

  1. La Excelencia comienza con un conocimiento realista de uno mismo: fortalezas y debilidades.
  2. No hay Excelencia sin exigencia. No hay calidad personal sin esfuerzo. Vencer la pereza y la comodidad es el inicio de la excelencia.
  3. Sé sincer@ contigo mism@: no confundas lo que es con lo que le gustaría ser. Preguntale a los demás cómo lo ven, ello te ayudará a conocerte mejor.
  4. La Excelencia supone repetición de acciones buenas. La fuerza de voluntad se adquiere por repetición de;hábitos que requieren esfuerzo. Por eso, pasa a la acción: no se quedes en buenos deseos.
  5. La agresividad, los complejos, los miedos, las manías, van minando la propia seguridad y se comen tus ganas de hacer mejor las cosas.
  6. La envidia y el orgullo son auto-destructores de la Excelencia.
  7. Dos síntomas de autoestima inapropiada: mirar a los demás con aires de superioridad y la falta de confianza en uno mismo.
  8. La Excelencia Personal es un proceso de mejoramiento continuo para desterrar hábitos negativos y adquirir otros positivos.
  9. Cuando quieras decir sí, dilo; cuando quieras decir no, también. Atrévete y no te sientas mal por decirlo. Pero hazlo siempre con buenas maneras.
  10. La Excelencia es el convencimiento de que con la ayuda de las personas adecuadas y  esfuerzo personal diario, puedes ser mejor cada día y, por supuesto, QUE MERECE LA PENA SERLO.

 

En cuanto a mí, estoy en busca de la excelencia. No tengo tiempo para envejecer.

Will Eisner