Psicotecnico Donostia
Lunes a Viernes: 9:30-13:30 15:30-19:30 Sábados: 10:00-13:00

Horario de Agosto - Lunes/Viernes:
9:30-14-00


/
Menu
foto lyme

ENFERMEDAD DE LYME: UNA EPIDEMIA SILENCIOSA

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Asociación de Lyme Crónico de España (ALCE)

 

Grupo de afectados por la Enfermedad de Lyme que luchan por dar a conocer la enfermedad y promover medidas de prevención, diagnóstico y eficacia  en el tratamiento.

 

Contacto: 

alcelymeotmail.com

http:// alcelyme.wix.com spain

Un parásito es un organismo que vive a costa de otro, llamado huésped (que puede ser cualquier animal, incluido el ser humano), alimentándose de su sangre. Este organismo al poder cambiar de huésped continuamente, se puede convertir en vector o transmisor de enfermedades infectocontagiosas, mediante la inoculación por vía sanguínea, a través de una picadura, de una serie de agentes patógenos, frecuentemente bacterias, previamente desarrolladas en su interior, tras haber picado con anterioridad a los animales reservorios de dichas bacterias.

A pesar de que la mayoría de las picaduras de garrapatas son inofensivas, en ocasiones son causa de patologías que pueden ocasionar cuadros clínicos graves, sino se actúa a tiempo y de forma conveniente.

 

 

Es lo que puede ocurrir en el caso de los cazadores y sus mascotas, expuestos con frecuencia a la acción de las garrapatas tras el contacto con animales abatidos o muertos, o tras contacto con las hierbas altas, arbustos o matorrales de los bosques (hábitat común de dichos parásitos).

 

 

Entre las enfermedades producidas por la picadura de garrapata destacan: la tularemia o fiebre de los conejos, la rickettsiosis o fiebre botonosa mediterránea (fiebre de las Montañas Rocosas en USA) y la enfermedad de Lyme.

 

 

¿Qué es la enfermedad de Lyme?

 

 

La enfermedad de Lyme (o Borreliosis de Lyme) es transmitida al ser humano por la picadura de garrapatas de la familia Ixodidae (ricinus o garrapata común y scapularis o garrapata de patas negras, cuyo huesped es el ciervo), inoculando en el organismo la bacteria causante de la enfermedad, Borrelia Burgdorferi, cuyo reservorio son los ratones, las ardillas y otros pequeños mamíferos.

 

La garrapata en el ser humano, suele picar perforando la piel de zonas calientes y húmedas (cuero cabelludo, cuello, axilas, ingles o tobillos). Una vez perforada, succionan la sangre del huésped, hinchándose y segregando un líquido que la mantiene pegada al huésped. Por último, la garrapata se termina soltando del huésped: al cabo de unas horas las garrapatas de cuerpo blando y al cabo de varias semanas las de cuerpo duro.

 

La infección que transmiten las garrapatas a las personas pasa por tres etapas:

 

El cuadro clínico de la enfermedad de Lyme, lo podemos dividir en varios estadios:

 

1.Estadio inicial. Tras un periodo de incubación de unos tres días a dos semanas, aparece en el lugar de la picadura una erupción llamada eritema migrans (lesión roja y plana de pequeño tamaño), que crece anularmente a lo largo de los días hasta alcanzar un tamaño de unos 5 cm. de diámetro. Habitualmente esta erupción no duele ni pica y suele  pasar desapercibida en un 15% de los casos.

 

2. Estadio de diseminación temprana de la enfermedad. Al cabo de semanas o meses de la picadura, se pueden observar múltiples lesiones eritematosas, acompañadas de un cuadro parecido a la gripe (fiebre, dolores articulares y musculares, cefaleas).

En un 20% de los casos, pueden aparecer síntomas de afectación del sistema nervioso: parálisis facial, meningoencefalitis o cefaleas intensas.

En un 5% de los casos, puede verse afectado el corazón: bloqueos auriculoventriculares o miopericarditis.

 

3.Etapa tardía. A los meses o años de la picadura, puede aparecer un cuadro de debilidad muscular y fatiga crónica, artritis poliarticular asimétrica o artritis de Lyme (que afecta fundamentalmente a la articulación de la rodilla), polineuritis periférica (afectación de los nervios periféricos), con rara afectación del sistema nervioso central.

 

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Lyme?

 

El diagnóstico de la enfermedad es clínico. También se puede verificar la presencia de anticuerpos  antiBorrelia, mediante el test ELISA, cuyos resultados se pueden confirmar mediante una inmunotransferencia (Western blot). Sin embargo, hay que tener en cuenta que en las etapas iniciales de la infección, los exámenes de sangre pueden ser normales.

 

¿Cómo se trata la enfermedad de Lyme?

 

El tratamiento precoz de la enfermedad de Lyme es de gran importancia. En estadio temprano, un uso adecuado de antibióticos va a producir la curación de la enfermedad.

 

Medidas de prevención

 

Es de gran importancia tener en cuenta una serie de medidas preventivas.

 

Desde CENTRO MÉDICO PSICOTÉCNICO SAN MARTÍN aconsejamos que se tengan en cuenta las siguientes:

 

-Usar ropa que cubra bien el cuerpo, al caminar por áreas de vegetación densa, pastizales altos o zonas muy boscosas. Usar pantalones y camisas de manga larga que se ajusten a las muñecas y cuello, manteniendo la camisa siempre por dentro del pantalón. Introducir los pantalones por dentro de los calcetines para impedir que las garrapatas trepen por el interior. Utilizar sombrero en zonas con árboles.

-Usar prendas de vestir de colores claros de manera que las garrapatas se puedan ver fácilmente.

-Rociar la ropa con repelente de insectos. Aplicarlo sobre la parte superior de las botas, la parte inferior de las mangas del pantalón y los puños de la camisa.

-Aplicar repelente de insectos sobre la piel (evitar usarlo en la cara o manos de un niño) y retirarlo con agua y jabón nada más llegar a casa.

-Revisar las ropas, la piel y el cabello con frecuencia.

-Utilizar guantes al manipular el cuerpo de un animal abatido.

-Inspeccionar el cuerpo de la mascota.

-Al volver a casa, inspeccionar muy bien todas las áreas de la piel, incluyendo el cuero cabelludo. Algunas garrapatas son grandes y fáciles de localizar, mientras que otras pueden ser muy pequeñas, por lo que se deben evaluar muy bien todas las manchas negras o cafés en la piel. De ser posible, solicítele a alguien que le ayude a examinar su cuerpo para ver si hay garrapatas. Un adulto debe examinar cuidadosamente a los niños.

-Lavarse y ducharse concienzudamente.

-Limpiar escrupulosamente tanto el portamaletas del coche como los remolques, utilizando insecticidas adecuados.

-En el caso de las mascotas, examinar al animal con frecuencia y hacer uso de repelentes tópicos.

 

En el momento de la picadura, se debe sacar la garrapata lo antes posible.

 

Lo que NO se debe hacer debido a que aumenta teóricamente el riesgo de infección:

-Rascarse la zona de la picadura.

-Extraer y manipular la garrapata sin guantes.

-Aplastar, punzar, presionar, girar o retorcer el cuerpo de la garrapata durante su extracción.

-Aplicar sustancias como gasolina, alcohol, aceite, lidocaína o vaselina.

-Aplicarle calor con un cigarrillo o una aguja caliente.

 

La retirada cuidadosa con pinzas es el método de elección.

-Desinfectar la zona de la picadura y de alrededor de la piel. Colocarse, si es posible, guantes de vinilo o latex. Si no, usar papel higiénico o toalla de papel.

-Sujetar la garrapata con las pinzas (o con las puntas de los dedos) entre la cabeza y la piel.

-Aplicar una tracción constante y firme de forma perpendicular a la piel, empujando la garrapata recta hacia fuera, sin tirar bruscamente. Hay que tener cuidado de no dejar la cabeza, ni ninguna otra parte de la garrapata incrustada en la piel.

-Una vez extraída la garrapata, hay lavar el área de la picadura con desinfectante, agua y jabón y lavarse también las manos.

Guardar la garrapata en un frasco para llevársela al médico, por si acaso aparecen durante las siguientes una o dos semanas signos de la enfermedad de Lyme, o por si no se han podido retirar todas las partes de la garrapata.

El tratamiento precoz de la enfermedad de Lyme es de gran importancia. En estadio temprano, un uso adecuado de antibióticos va a producir la curación de la enfermedad.

En el caso de la mascota, se debe de actuar de la misma manera.