Psicotecnico Donostia
Lunes a Viernes: 9:30-13:30 15:30-19:30 Sábados: 10:00-13:00

/
Menu
navidad2

CÓMO AYUDAR A UNA PERSONA CON TRASTORNO DE CONDUCTA ALIMENTARIA EN NAVIDADES

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Las Navidades pueden provocar mucha angustia para los pacientes con trastorno de la conducta alimentaria y sus familiares

Para algunas personas la Navidad puede ser una época complicada, sobre todo si sufren un trastorno de la alimentación o una importante distorsión de la imagen corporal ya que se ven especialmente afectadas por las características particulares de estas fechas.

¿Puede haber recaídas?

El placer de reunirse con los seres queridos puede llegar a pasar a un segundo plano debido a la tremenda ansiedad que estas personas experimentan al enfrentarse a la abundancia de comida propia de estas fechas y a la mayor exposición a ciertos alimentos “prohibidos” (embutidos,bombones, turrones, dulces, etc).

Por otro lado, durante esta época, nos bombardean en los medios de comunicación con el “ideal navideño” y la idea de que si no controlamos nuestra alimentación aumentaremos de peso, dietas para después de las fiestas, productos ligth, etc. Se estima que se engordará entre 2 y 4 Kg. por persona en estas fechas. Llegan también las compras navideñas, el vestido de nochevieja y  el agobio al entrar en contacto con las tallas, los modelos y la imagen en general y la importancia que damos al “vernos bien”.

A nivel familiar también surgen complicaciones. Con las vacaciones tenemos mucho más tiempo para disfrutar en familia y, como no, para tener algún que otro encontronazo. La convivencia diaria puede generar tensiones pero también estamos expuestos a emociones negativas por la ausencia de aquellos seres queridos que no pueden compartir estos momentos con nosotros por motivo de distancia o fallecimiento.

Nuestras rutinas, se alteran considerablemente durante estas fechas y generan inseguridad y preocupación. Además la navidad es una etapa de cierre, el año termina y las personas hacen balance y promesas que pueden generar frustración y sensación de desilusión.

Para las personas que padecen un TCA es una época especialmente significativa que puede resultar difícil de llevar. Es como una exposición masiva a agentes estresantes que debemos tener en cuenta todas las personas que interactuamos con un individuo que presenta el trastorno.

El objetivo de una persona con TCA durante las fiestas es  esconderse del control y de los ojos de los demás para llevar al cabo conductas inadecuadas relacionadas con la comida. Suelen servirse porciones reducidas, dejar muchos restos en el plato, juguetear con los alimentos, buscar excusas para no acudir a las comidas en familia, ausentarse justo en el momento en que se sirve algún plato fuerte, la utilización de ropa ancha para taparse, idas y venidas al lavabo o quedarse en él durante más tiempo de lo normal, malestar intenso, ansiedad o agresividad después de las comidas, y un largo etcétera. Estos comportamientos pueden alertarnos de que algo está ocurriendo.

La detección precoz de los TCA es muy importante porque permite implantar un tratamiento adecuado que reduzca al mínimo el riesgo de cronificación e ingresos hospitalarios. Si durante estas fiestas sospechas que algo puede estar ocurriendo, ponte en contacto con un psicólogo.

¿Cómo ayudar a una persona con TCA enNavidades?